SUBANALISIS IV CONAREC XIX

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

ESTRATEGIAS DE MANEJO EN BASE A LA CLASIFICACIÓN DE FIBRILACIÓN AURICULAR. DATOS DEL REGISTRO NACIONAL CONAREC XIX.

Juan Alberto MOUKARZEL | Valentín Claudio ROEL | Ezequiel José ZAIDEL | Matías GALLI | Ezequiel BESMALINOVICH | Walter DA ROSA | Carolina CICERO | Jorge THIERER

CONSEJO ARGENTINO DE RESIDENTES DE CARDIOLOGÍA

Introducción:

Las estrategias de tratamiento de la Fibrilación Auricular (FA) se han estudiado extensamente con respecto al control de la Frecuencia Cardíaca (FC) y el ritmo. La clasificación de FA se utiliza cotidianamente para tomar conductas. Objetivos: Evaluar el abordaje diagnóstico y terapéutico de la FA en la Argentina en función de su clasificación.

Materiales y Métodos:

Registro observacional, multicéntrico. 59 servicios de cardiología. 12 provincias de la Argentina. Entre septiembre y noviembre 2013. Criterio de inclusión: Pacientes (P) › 17 años internados por una causa cardiovascular en sala de cardiología con FA y/o Aleteo Auricular (AA) en el ECG, Holter, internación o el año previo. Excluidos FA luego de cirugía cardíaca. Cuatro grupos: FA Paroxística (FAP), FA de primer episodio (FAPri), FA Persistente (FAPE), FA Permanente (FAPERM). Análisis con Statistics® 17.0. Test de Chi² y ANOVA para evaluar asociaciones entre variables categóricas y continuas, realizándose un análisis post-hoc entre los grupos.

Resultados:

622 P del registro fueron clasificados según el tipo de FA. Mediana edad: 72 años (19 a 104), 58.8% hombres, 78% HTA, 12.4% ACV/AIT previo, 15% valvulopatía grave, 5% prótesis valvular, 4% ablación y 5.7% Cardioversión (CV) eléctrica previa, 12% se realizó eco transesofágico. Motivos de internación: FA 38.3%, insuficiencia cardíaca 29.4%, síndrome coronario agudo 8.7%. Del total: FAPri: 261P (42%), FAP: 84P (13.5%), FAPE: 109 p (17.5%), FAPERM: 168 p (27%). La reversión espontánea fue más frecuente en los P con FAPri y FAP con respecto a la FAPE (33.5%, 35.4%, vs. 6.8% respectivamente; p<0.05 entre grupos). La estrategia de control de ritmo fue más frecuente en los dos grupos ya citados con respecto a FAPE y FAPERM (63.35%, 54.2% vs. 18.8%, 22.2%; p<0.05 entre grupos). Se realizó CV eléctrica de emergencia sólo en los p con FAPri 11% y FAP 1.4% y programada en todos los grupos siendo más frecuente en FAPri y FAP con respecto a los otros dos grupos (11.4%, 11.6% vs. 4.8%, 3.7; p<0.05). La CV farmacológica fue más frecuente en estos grupos y la Amiodarona la droga más utilizada (51.3%, 41.2% vs. 9.4%, 5.5%; p<0.05). En el 80.9% de los P con FAPri, 86% de los P con FAP y 16.3% de los p con FAPE se logró la reversión a Ritmo Sinusal (RS) ( p<0.05 entre los primeros dos grupos y el último). En ningún P con FAPERM se logró la reversión a RS a pesar de haber adoptado una conducta de control del ritmo. La estrategia de control de FC se adoptó más en los P con FAPE y FAPERM con respecto a FAP y FAPri (77.8%, 83.7% vs. 48.1%, 49.8%; p<0.05). Se dividió a los grupos en primera, segunda y tercera estrategia de manejo según la respuesta a la intención inicial. En los P con FAPRi y FAP se intentó algún tipo de CV en el 59.9% y el 50.8% como primera, 36.1%, 35.7% como segunda, 31% y 35% como tercera estrategia, respectivamente. Entre los P con FAPE y FAPERM se realizó control de FC en 92.2% y 95.3% como primera, 91.2% y 94.4% como segunda, 93.1%, 96.7% como tercera estrategia respectivamente (p<0.05 en cada estrategia entre FAP/FAPri y FAPE/FAPERM).

Conclusiones:

El registro CONAREC XIX presenta datos actualizados del abordaje de la FA en la Argentina, demostrando una conducta racional con respecto a su manejo. Encontramos que las estrategias abordadas en los P con FAPri y FAP parecen ser similares entre sí, al igual que las estrategias entre los P con FAPE y FAPERM, sugiriendo que podrían tratarse de poblaciones similares.

 

 

Convenios

 

Search